300 números colocados en forma de espiral orgánica establecen 300 posiciones sobre las que los números se colocan como si de capas se tratase. Los puntos blancos en el dibujo marcan los números primos de cada sección, que se van posicionando siempre sobre los mismos lugares. Las secciones están marcadas por cada capa de metacrilato. La capa inicial es la correspondiente al rango 300-600 y la última al 403880700-403881000. Para este rápido crecimiento de números (en sólo 30 capas) se ha establecido una serie que define el número inicial (punto de partida) de cada capa.

Esta serie es la sucesión de Fibonacci, de donde deriva el número áureo, presente en la naturaleza, (en la distribución de las hojas de las plantas, en la formación de las galaxias…) y que también puede representarse en forma de espiral: la espiral áurea.

Esta obra pertenece al proyecto Un orden visual para los Números Primos.

La Constelación Prima
Instalación de 30 capas de metacrilato. 28 x 13 x 53 cm
2019

Fotos de Marta Huertas
La Proyectora de Ideas