Me encuentro en esta continua reflexión sobre los momentos que nos aportan identidad propia que provenga desde lo más profundo de nosotros mismos